Machagai Siempre

Admin 1 septiembre, 2019

La primera se convirtió en la película de terror más taquillera de la historia. Criado en Vicente López, en Hollywood puede decidir qué filmar. Allí, producirá a Trapero. Sus proyectos.

Andy Muschietti está tan dispuesto a hablar de todo como de entrarle al bife de chorizo que está por comer en el restaurante del Hotel Alvear, en el almuerzo que comparte con la Voz.
Pero hay cuestiones de las que habla, y que no quiere que se publiquen ahora, antes del estreno de It: Capítulo 2.

-¿Vino?

-No -le dice al mozo-. Lo que sí te voy a pedir es un café por favor, americano con leche. Grande. Sin azúcar.

El argentino que triunfa en Hollywood, junto con su hermana, Bárbara, productora de todas sus realizaciones, vino a su país de origen precisamente por el estreno de It: Capítulo 2, el jueves que viene. “Fue una visita corta”, dice, en la que al menos pudo festejar el cumpleaños de la abuela y reencontrarse con compañeros de la secundaria.
Ir a la cancha a ver a Independiente, del que es fanático -y vaya que en su película le rinde homenaje, y no sólo por el color de la sangre- “quedó para la próxima”.

En la hora que dura el almuerzo, Muschietti (46) habla de muchos temas y algunos de ellos quedarán para una próxima y pronta publicación. Cuestión de honor y de no spoilear demasiado.
La película, basada en la novela de Stephen King, retoma a los Perdedores, siete amigos de Derry, un pueblito, 27 años después de que vencieron a Pennywise, el payaso que se alimenta(ba) de sus temores cuando eran chicos. Y como los personajes aparecen también de niños, “hubo que rejuvenecerlos digitalmente”.