Machagai Siempre

MS1 22 mayo, 2020

Los hoteles del interior del Chaco vuelven a abrir sus puertas para alojar pasajeros y de esta manera recuperarse del fuerte embate económico que significa la paralización de los servicios por la cuarentena.

Pese a ello, Manuel Sanchez, propietario del Hotel “El Gallego” de Machagai, manifestó a Cristal FM “no hay movimiento en el hotel, estamos abiertos pero vacíos”. Consultado de como estaba la situación economica antes de la cuarentena expreso “venía bajando el movimiento, bastante golpeados venimos, el tema de la pandemia fue un golpe fuerte, y los recursos que teníamos lo terminamos de gastar, estamos mal económicamente, el hotel durante el año tiene muchos gastos de mantenimiento, insumos de limpieza que son muy caros y siempre hay algo de mantenimiento para hacer”.
En cuanto a como avizora el futuro de su local, expresó  “es desalentador, hasta que no se organice, esto se va complicar porque nadie va a venir de otros lugares, hasta que se normalice y vuelva a funcionar como antes, va a tardar como mínimo 6 meses, porque la crisis es a nivel país y entonces te mata”.
“Primero hay que tener confianza y creer en Dios, pasamos crisis muy fuertes en el país, hay que ser cautelosos y poner el lomo y trabajar, esta pandemia nos va a cambiar totalmente el ritmo de vida, pero como decía mi papá, siempre que llovió paró” remarco Sanchez.
Por ultimo añadió “nuestros padres nos enseñaron la cultura del trabajo, y seguiremos así, pienso que esto lo vamos a poder pasar, será medio año o un año, nos vamos a tener que acostumbrar a convivir con esto, pero vamos a salir adelante”.

COMPLICADO ESCENARIO

Recordemos que en el marco del Decreto Provincial 540/20 los hoteles están abiertos. Pero los hoteleros del interior del Chaco viven una complicada situación financiera y económica que va dejando la pandemia de coronavirus que obligó a los gobiernos a decretar medidas de restricciones para evitar la propagación del virus.

Esta situación generó una cadena de complicaciones en las que la fuente de ingresos, que son los clientes, dejó de circular, y no alcanzan para a cubrir gastos operativos.
“En el interior de la provincia del Chaco hay una interesante red de hoteles dispersos en puntos estratégicos como Villa Ángela, Sáenz Peña, Charata, General San Martín, Castelli, Pampa del Infierno, Las Breñas y otras localidades que ahora están abiertos a recibir pasajeros, en medio de estrictas medidas de seguridad e higiene”, como señala Alejandro Pajor.

La actividad hotelera ya venía con problemas económicos y financieros durante el año pasado, y ven serias complicaciones a raíz de los efectos que va dejando la pandemia del Covid-19 a nivel global.